Mi persiana ya no sube ni baja, ¿qué debo hacer?

Mi persiana ya no sube ni baja, ¿qué debo hacer?

Rate this post

Probablemente esté familiarizado con esa situación frustrante: desea abrir o cerrar sus persianas enrollables y permanecen irremediablemente bloqueadas, ya no reaccionan al control eléctrico o a la operación manual. ¡Es imposible moverlos ni un centímetro!

Antes de que entre en pánico, tenga la seguridad de que este problema de persianas enrollables bloqueadas ocurre con frecuencia y existen soluciones. En este artículo, te explicamos paso a paso cómo encontrar el origen de la obstrucción y cómo solucionarla.

¿Por qué mi persiana baja o no sube?

Hay varios factores que pueden estar en la raíz de su problema de persiana enrollable. Antes de llamar a un técnico de Doors Center en caso de emergencia, es importante comprender las posibles causas de este tipo de mal funcionamiento. En la mayoría de los casos, es simplemente el desgaste normal del mecanismo con el tiempo lo que empeora y, finalmente, hace que el colgajo se bloquee por completo. Las piezas metálicas y los engranajes internos, que se someten a un gran esfuerzo mecánico con cada uso, se desgastan poco a poco. Un grano de arena o tierra puede ser suficiente para agarrotar y atascar el mecanismo.

Otro fenómeno común es la acumulación gradual de diversos residuos e impurezas dentro del maletero y el faldón del obturador. Hojas muertas, ramitas, polvo, telarañas, etc. Todos estos residuos pueden obstruir el buen funcionamiento de las piezas móviles. Del mismo modo, si tu casa está cerca de un árbol, pequeñas semillas o frutos secos pueden alojarse en los huecos de la persiana y bloquearla. Finalmente, después de muchos años de uso, es posible que los cables y correas utilizados para levantar la cortina del obturador se distiendan o se rompan.

El peso de la solapa se vuelve demasiado grande para el mecanismo, lo que impide cualquier movimiento. En el caso de una persiana enrollable eléctrica , el problema también puede provenir de la falla del propio motor , que ya no es lo suficientemente potente como para operar la persiana o el control remoto. En todos los casos, una inspección visual minuciosa del amortiguador a menudo determinará la causa raíz del bloqueo y lo remediará.

Mi persiana no sube ni baja: ¿qué debo hacer primero?

Antes de considerar una reparación profesional, puede intentar algunas comprobaciones y reparaciones sencillas usted mismo. Comience probando manualmente el funcionamiento de la persiana enrollable tratando de bajarla y subirla a mano, sin el motor. A menudo, un ligero bloqueo o algún residuo atasca el mecanismo, pero vuelve a funcionar después de un forzado moderado o una limpieza ligera. Siéntase libre de abrir el maletero de su persiana e inspeccionar el mecanismo interno tanto como sea posible. La acumulación de suciedad y escombros se puede ver claramente visualmente, por lo que todo lo que tiene que hacer es limpiar todo con una aspiradora y paños.

Si su persiana es motorizada o eléctrica, compruebe que todavía esté correctamente alimentada con electricidad y que el motor esté conectado correctamente. De lo contrario, intente conectar otro motor para probar y determinar si el problema está en el motor original o en otra pieza. Para reparaciones temporales, también es posible asegurar la hoja de la persiana con un cable o tensor. Esto al menos permite bloquearlo en una posición fija alta o baja mientras se espera una reparación completa.

Esta inspección casera puede ser suficiente para arreglar algunos bloqueos simples. Por otro lado, el problema a veces puede provenir de un problema mecánico interno de una caja de cambios defectuosa, piezas metálicas distorsionadas o cables distendidos. En estos casos, lo ideal es no insistir y llamar a un especialista.

Mi persiana no baja ni sube: ¿cuándo debo llamar a un profesional?

Cuando su persiana enrollable tiene una falla técnica interna, solo la experiencia de un profesional de Doors Center le permitirá encontrar una solución a largo plazo. El reparador comenzará con un diagnóstico exhaustivo de su persiana enrollable. Con la ayuda de herramientas de medición y pruebas funcionales, determinará con precisión el origen del mal funcionamiento. ¿Es un problema eléctrico? ¿Mecánica? ¿Qué parte o componente en particular?

Una vez realizado el diagnóstico, el profesional le explicará las posibles reparaciones. En algunos casos, una simple limpieza, desbloqueo o ajuste de las piezas restablecerá el funcionamiento normal. Si algunas piezas están demasiado dañadas (engranajes partidos, cables desgastados, motor quemado, etc.), será necesario reemplazarlas por piezas de repuesto adecuadas. Dependiendo de la magnitud de las reparaciones, los costes pueden variar desde unas pocas decenas de euros hasta varios cientos. Cuente con una media de 150 € para una reparación ligera y hasta 350 € para una sustitución de un motor o mecanismo interno. Algunos profesionales ofrecen paquetes todo incluido con piezas y mano de obra.

Los tiempos de intervención y reparación dependen de la disponibilidad del reparador, pero se puede poner en marcha rápidamente una solución de bloqueo intermedia. No dude en pedir presupuestos detallados a varios especialistas antes de contratar. Esto te permitirá tener una visión más clara del problema y elegir la mejor oferta.

Historias

Descubre nuestros artículos

Hay muchas razones para iluminar tu hogar y están lejos...

Invertir en la adquisición de una puerta blindada ofrece varias...

¿Necesita servicios de emergencia de cerrajería en Rixensart? ¿Te enfrentas...